Tratamiento para dejar la marihuana o los porros 

El cannabis y sus derivados se han convertido en una sustancia de consumo habitual, sobre todo entre los jóvenes. Por ello, queremos informarte sobre qué consecuencias tiene y cómo dejar de fumar o consumir porros o marihuana.

Para dejar el cannabis (porros, marihuana y otros derivados), antes debemos entender qué efectos tiene 

La adicción al cannabis tan habitual, que ha aumentado el número de demandas de personas que buscan tratamiento para dejar los porros, la marihuana y otros derivados de esta sustancia.

Muchas personas fuman porros, marihuana y otras formas del cannabis en grandes cantidades diarias, lo cual deriva en problemas como:

  • Pérdida de memoria
  • Desmotivación
  • Falta de concentración
  • Fracaso académico o laboral, etc.

Incluso, en los últimos años, ha aumentado el efecto psicoactivo del cannabis. Por ello, si estás interesado/a en saber cómo dejar de consumir porros, marihuana u otros derivados del cannabis, te ofrecemos todos los detalles de nuestro tratamiento.

El tratamiento para dejar el cannabis de Mas Ferriol 

¿Quieres enterarte de todas las fases de recuperación existen en un tratamiento para dejar de fumar porros, marihuana y otros derivados del cannabis? Consulta los tratamientos que realizamos en Mas Ferriol.

Fase 1. DESINTOXICACIÓN
El objetivo de esta fase es hacer una desintoxicación física para conseguir la abstinencia al cannabis. Dejar de fumar porros de golpe puede provocar más o menos consecuencias, dependiendo de la cantidad de cannabis (y derivados) que la persona fume al día. En Mas Ferriol todas las desintoxicaciones las hacemos bajo seguimiento médico.
El mono de dejar de fumar porros puede cursar con:
-ansiedad
-baixada de la presión arterial
-irritabilitat
Agitación
-etc.
Es por ello que, a menudo, es necesario acompañar la desintoxicación física de tratamiento psicofarmacológico para contrarrestar el malestar físico descrito. No todas las personas con adicción al cannabis deberán tomar medicación, depende de cada caso concreto.


Fase 2. DESHABITUACIÓN
Paralelamente a la desintoxicación, se empieza a trabajar la deshabituación al cannabis y sus derivados. Sin embargo, es en la segunda semana que este trabajo empieza a coger fuerza.
Mediante trabajo psicoterapéutico individual y en grupo se trabajan aspectos psicológicos de la persona y de la adicción en sí. Se darán herramientas para gestionar el malestar, que hasta ahora la del adicto afrontaba con el consumo de cannabis.
Muchas personas adictas al cannabis empiezan el consumo como una forma de automedicación para la ansiedad o problemas de insomnio. Cuando es así, se trabajan estos síntomas para que la persona tenga recursos para afrontarlos de otra manera. Generalmente, también se trabaja la falta de motivación que se deriva del consumo elevado y prolongado de puerros.


Fase 3. MANTENIMIENTO
Una vez terminado el tratamiento residencial, este sigue con un nuevo formato: visitas ambulatorias. La persona ha vuelto a casa, ha reanudado el trabajo o los estudios, pero con un cambio importante: ya no fuma porros.
Es importante hacer visitas de seguimiento para acabar de pulir aquellos aspectos necesarios que vayan surgiendo en el día a día, ayudar a resolver conflictos, y sobre todo mantener la abstinencia al cannabis y sus derivados.
Las visitas ambulatorias son semanales y dependiendo de la zona de residencia de la persona se realizarán a Mas Ferriol-Clínica (añadir link), en Barcelona (añadir link), o con el profesional de referencia (en los casos que el paciente venga derivado) . En los casos que la persona tenga dificultades de hacer visitas presenciales con los profesionales de Mas Ferriol, las visitas o bien se harán en formato online o se buscará un profesional cercano a la zona de residencia de la persona.