Adicción a la marihuana

Tratamiento para dejar la marihuana

El cannabis y sus derivados se han convertido en una sustancia de consumo habitual, sobre todo entre los jóvenes. Por ello, queremos informarte sobre qué consecuencias tiene y cómo dejar de fumar o consumir porros o marihuana.

Para dejar el cannabis (porros, marihuana y otros derivados), antes debemos entender qué efectos tiene.

La adicción al cannabis es cada vez más habitual, y desde hace tiempo están aumentando el número de demandas de personas que buscan tratamiento para dejar la marihuana (porros) y otros derivados de esta sustancia.

Muchas personas fuman porros, marihuana y otras formas del cannabis en grandes cantidades diarias, lo cual deriva en problemas como:

  • Pérdida de memoria
  • Desmotivación
  • Falta de concentración
  • Psicósis tóxica
  • Fracaso académico o laboral, etc.

Incluso, en los últimos años, ha aumentado el efecto psicoactivo del cannabis por la selección artificial de plantas más ricas en THC (el componente psicoactivo) y sus bajas en CBD  (el componente relajante). Por ello, si estás interesado/a en saber cómo dejar de consumir porros, marihuana u otros derivados del cannabis, te ofrecemos todos los detalles de nuestro tratamiento.

¿Qué pasa si fumas porros todos los días?


Fumar porros o marihuana todos los días puede tener efectos negativos para la salud física y mental a largo plazo. Algunos de estos efectos pueden incluir:

  • 1. Problemas respiratorios: Fumar marihuana irrita los pulmones y causa problemas respiratorios, especialmente si se fuma con tabaco.
  • 2. Problemas de memoria y concentración: El consumo frecuente de marihuana afecta a la memoria y la capacidad de concentración a largo plazo.
  • 3. Cambios de humor: La marihuana afecta el estado de ánimo, y algunas personas pueden experimentar ansiedad, paranoia o depresión como resultado del consumo frecuente.
  • 4. Dependencia y adicción: El consumo frecuente de marihuana puede llevar a la dependencia y adicción, lo que puede ser difícil de superar sin ayuda profesional.
  • 5. Problemas sociales y laborales: El consumo frecuente de marihuana puede interferir en las relaciones sociales y en el trabajo o en la escuela.

Es importante tener en cuenta que los efectos de la marihuana pueden variar según la persona y la cantidad consumida. Si estás preocupado por el consumo de marihuana, es importante buscar ayuda profesional.

Detectar una adicción a los porros


Es importante recordar que la adicción es un trastorno complejo que afecta a cada persona de manera diferente. La adicción a los porros  (cannabis o marihuana)  como cualquier otra forma de adicción, puede tener consecuencias negativas para la salud física, emocional, social y financiera de una persona. Aquí hay algunos signos que pueden indicar que alguien tiene un problema con la marihuana:

  1. Consumo frecuente y en grandes cantidades.
  2. Dificultad para reducir o detener el consumo: Si la persona ha intentado reducir o detener el consumo de porros y ha sido incapaz de hacerlo, puede ser una señal de que tiene un problema de adicción.
  3. Cambios en el comportamiento: Si la persona está teniendo cambios en el comportamiento, como aislarse de amigos y familiares, perder interés en actividades que antes disfrutaba o tener problemas en el trabajo o en la escuela, puede ser una señal de que tiene un problema de adicción.
  4. Problemas de salud: Si la persona está experimentando problemas de salud como problemas respiratorios, problemas de memoria o problemas de coordinación, puede ser una señal de que tiene un problema de adicción.
  5.  Tolerancia y dependencia: Si la persona necesita consumir cada vez más cantidad de marihuana o hachís para obtener los mismos efectos, o si experimenta síntomas de abstinencia cuando no fuma, puede ser una señal de que tiene un problema de adicción.

¿Cómo dejar la adicción a los porros?

Dejar la adicción a los porros (marihuana) puede ser un proceso difícil, pero es posible con la ayuda adecuada y el compromiso personal. Aquí hay algunos pasos que pueden ayudar a superar la adicción:

  • Buscar ayuda profesional: Un profesional de la salud mental puede ayudar a abordar los factores subyacentes que pueden estar contribuyendo a la adicción y proporcionar terapia y apoyo para dejar de fumar marihuana.
  • Establecer metas claras: Es importante tener una idea clara de por qué se quiere dejar la adicción y establecer metas realistas y alcanzables para lograrlo.
  • Identificar los factores desencadenantes: Identificar los factores que desencadenan el consumo de marihuana, como el estrés, la ansiedad o el aburrimiento, puede ayudar a evitarlos o encontrar formas alternativas de manejarlos.
  • Encontrar apoyo social: Buscar el apoyo de amigos y familiares puede ayudar a mantenerse motivado y proporcionar una red de apoyo emocional.
  • Adoptar un estilo de vida saludable: Una dieta saludable, ejercicio regular y actividades que fomenten el bienestar emocional, como la meditación o la práctica de un hobby, pueden ayudar a reducir la ansiedad y el estrés asociados con la adicción.
  • Evitar situaciones de riesgo: Evitar situaciones o personas que puedan tentarlo a consumir marihuana puede ser un paso importante en el proceso de recuperación.
  • Buscar ayuda de grupos de apoyo: Los grupos de apoyo, como Narcóticos Anónimos, pueden proporcionar apoyo y una comunidad de personas que están pasando por lo mismo.

Fases de dejar de fumar porros

Las fases del proceso para dejar de fumar porros son:

  1. Reconocimiento: Tomar conciencia del problema.
  2. Contemplación: Reflexionar sobre dejar de fumar.
  3. Preparación: Planificar el cambio.
  4. Acción: Implementar el plan.
  5. Mantenimiento: Consolidar los cambios.
  6. Recaída (opcional): Posible regreso al consumo.

Estas fases son parte del proceso de dejar de fumar porros y pueden variar según cada persona. Recuerda que es importante buscar apoyo profesional para superar la adicción

El tratamiento para dejar el cannabis en Mas Ferriol 

¿Quieres enterarte de todas las fases de recuperación que existen en un tratamiento para dejar de fumar porros, marihuana y otros derivados del cannabis? Los tratamientos que realizamos en Mas Ferriol constan de 3 fases:

Fase 1. DESINTOXICACIÓN

El objetivo de esta fase es hacer una desintoxicación física para conseguir la abstinencia al cannabis. Dejar de fumar porros de golpe puede provocar más o menos consecuencias, dependiendo de la cantidad de cannabis que la persona fume al día. En Mas Ferriol todas las desintoxicaciones las hacemos bajo seguimiento médico.

El síndrome de abstinencia generado por dejar de fumar porros puede cursar con:

  • ansiedad
  • bajada de la presión arterial
  • irritabilidad
  • agitación
  • etc.

Es por ello que, a menudo, es necesario acompañar la desintoxicación física de tratamiento psicofarmacológico durante los primeros días, para contrarrestar el malestar físico descrito. No todas las personas con adicción al cannabis deberán tomar medicación, depende de cada caso concreto.

Adicción a la Marihuna | Entorno Mas Ferriol

Fase 2. DESHABITUACIÓN

Paralelamente a la desintoxicación, se empieza a trabajar la deshabituación al cannabis y sus derivados. Sin embargo, es en la segunda semana que este trabajo empieza a coger fuerza.

Mediante trabajo psicoterapéutico individual y en grupo se trabajan aspectos psicológicos de la persona y de la adicción en sí. Se darán herramientas para gestionar el malestar, que hasta el momento el adicto afrontaba con el consumo de cannabis.

Muchas personas adictas al cannabis empiezan el consumo como una forma de automedicación para la ansiedad o problemas de insomnio. Cuando es así, se trabajan estos síntomas para que la persona tenga recursos para afrontarlos de otra manera. Generalmente, también se trabaja la falta de motivación que se deriva del consumo elevado y prolongado de porros.

Fase 3. MANTENIMIENTO

Una vez terminado el tratamiento residencial, éste sigue con un nuevo formato: visitas ambulatorias. La persona ha vuelto a casa, ha reanudado el trabajo o los estudios, pero con un cambio importante: ya no fuma porros.

Es importante hacer visitas de seguimiento para acabar de pulir aquellos aspectos necesarios que vayan surgiendo en el día a día, ayudar a resolver conflictos, y sobre todo mantener la abstinencia al cannabis y sus derivados.

Las visitas ambulatorias son semanales y dependiendo de la zona de residencia de la persona se realizarán en Mas Ferriol-Clínica, en Barcelona, o con el profesional de referencia (en esos casos que el paciente venga derivado) . En los casos que la persona tenga dificultades para hacer las visitas en formato presencial con los profesionales de Mas Ferriol, las visitas o bien se harán en formato online o se buscará un profesional cercano a la zona de residencia de la persona.

Llámanos y te ayudaremos de manera personalizada.

Nuestro equipo de profesionales te orientará sin ningún compromiso.

Llamar ahora