¡Siempre se vuelven a cruzar los caminos!

¿Cuantas veces decimos que el tiempo va volando? Naturalmente esta sensación del tiempo que vuela, depende dónde nos encontramos en la vida y de la salud que tenemos. Todos sabemos que somos nosotros mismos que somos responsable de nuestro tiempo, y a veces toca hacer cambios! Hoy compartimos la decisión de nuestra compañera Berta que empieza un viaje, una aventura y le deseamos lo mejor! Estamos bien seguros de que un día nos vuelvan a cruzar los caminos!

Buen Viaje

Equipo Mas Ferriol

Comunicación

La comunicación es esencial para sentirnos conectados con nosotros mismos y con nuestro entorno. ¿Cómo es la comunicación con nosotros mismos? ¿Bloqueada, fluida, inexistente, dual…? Las drogas nos aíslan e incomunican, crean un muro de confusión a nuestro alrededor.

Nos imposibilitan relacionarnos de verdad con nosotros y con nuestros seres queridos. Todo queda bajo una sombra grisácea donde la vida va perdiendo su color y sabor.

¿Cuántas veces nos callamos acerca de cosas que son importantes para nosotros? Solemos discutir por pequeñas cosas, desviando la atención de lo que realmente nos importa.

En la terapia grupal de hoy en Mas Ferriol, ponemos nuestra atención en la importancia de la comunicación.  De saber identificar y comunicar nuestras necesidades, lo que queremos y lo que no. Aquello que es negociable y lo que es intocable.

Relaciones y (co)dependencia

¿Qué relación has mantenido, en el pasado, con tu adicción/compulsión?

¿Podría existir una mutua dependencia entre: tú, la sustancia o comportamiento?

¿Qué ganancias obtenías de esa experiencia?

¿Qué pérdidas?

¿Pagaste con: tu autonomía, tu autogobierno, tu poder de decisión personal?

Somos seres sociales, nos organizamos en grupos y como tal nos relacionamos, los unos con los otros. Creamos vínculos con personas, lugares, sustancias, objetos y recuerdos. Estos vínculos, son como cuerdas que nos ligan creando lazos. Aprendemos a relacionarnos con todos estos estímulos externos (y también internos) desde muy pequeños. Nuestros modelos lo aprendemos de nuestro entorno más cercano; de nuestros padres, hermanos, escuela, amigos y nuestra cultura… Determinaran cómo nos relacionaremos.

¿Ser consciente de cómo me relaciono:

conmigo mismo y los demás, podría facilitarme un mayor estado de libertad y autonomía?

Si no soy consciente de mi estado de fusión con: personas, adicciones, compulsiones… facilito la pérdida de mi capacidad de organizar, modificar y mejorar mi vida. Si me identifico con lo externo, pierdo mi (auto)referencia interna, mis propios indicadores personales, se desconectan. Y estoy perdido. Como si fueras un explorador, en medio de la montaña y siguieras a alguien que está perdido. Desprotegido, con tu GPS interior desconectado.

¿Imaginas que pasaría cuando hubiera un fuerte temporal (crisis/craving)?

 

Dependencia

Cuando dejamos las drogas atrás, nos percatamos de un punzante vacío aparece. Todo el tiempo y la atención dedicados a una substancia… ¿Y ahora qué? ¿Cómo encarar esta vivencia?

Lo primero a tener en cuenta es que no hay que llenar vacíos, hay que habitar esos espacios. Dejar de tener miedo a los vacíos, pues nos permiten encontrar nuestro propio ritmo, a diferenciarnos de todo lo externo y descansar en lo que somos.

Nadie nos ha enseñado a simplemente disfrutar de lo que somos. En cada uno de nosotros existe la idea de que me falta algo, para… ser feliz, completo, normal, bueno, perfecto…

 

Hay un capítulo de la vida llamado desapego. Es en este momento vital dónde empiezo a revisar todas mis creencias e ideas acerca de mí mismo y el mundo que me rodea. Es aquí dónde puedo realizar cambios profundos en la manera en la que he percibido mi vida.

Desde este lugar, puedo dejar ir todas las ideas acerca de mí mismo y vivir. Vivir no desde un ideal mental (imposible de alcanzar) sino desde mi propia autonomía y autenticidad.  Cualidades que me van a permitir establecer vínculos independientes y auténticos conmigo mismo, con las personas, con las cosas y con las etapas de la vida.

Volver a empezar

Tus temores se han cumplido, has vuelto a consumir. ¿Y ahora qué? ¿Cómo seguir adelante? Una mezcla de sentimientos te invaden, generando más tensión y confusión. La culpa y el sentimiento de no haber hecho bien las cosas, te invaden.

Te sientes decepcionado, sientes tu cuerpo y tu mente entumecidos. Y ahora unos días después pareciera que empiezas a aterrizar, conectando con tus emociones. Y de nuevo la misma pregunta resuena en tu cabeza: ¿Y ahora qué?

Encuentros familiares: preparando la navidad

Todo aquello que no podemos gestionar, acaba por superar nuestra capacidad de integrar la experiencia. Es como cuando llueve, si hay unas horas de lluvia moderada, la tierra podrá absorber el agua. En cambio si llueve durante varios días, de manera muy torrencial. ¿Qué sucede?

La tierra no puede sostener más agua en su sistema, y se producen las inundaciones. El sistema se colapsa. Cuando se acerca la navidad, aumenta el riesgo de una recaída. El rencuentro con la familia o la ausencia de algun ser querido actúan como catalizadores. La soledad se vive de manera más intensa. Las dudas y la desconfianza que quizás hubo aparecen también en el ambiente.

 

Olas

Hoy en la terapia grupal en Mas Ferriol, nos centraremos en las emociones. ¿Cómo gestionarlas? Hasta ahora, las drogas habían sido la única manera de solucionar momentaneamente, el malestar, que se deriva de las diferentes situaciones vitales.

Aprendiendo a canalizarlas de una manera adecuada, que permita resolver las situaciones sin tener que recurrir a las drogas. La educación emocional, será una herramienta fundamental en el proceso de rehabilitación, para vivir sin drogas.

Equilibrio

En esta ocasión, en la terapia grupal en Mas Ferriol, vamos a hablar de cómo mantener un buen equilibrio en las diferentes áreas de nuestra vida. Hoy vamos a repasar los diferentes aspectos de nuestra vida, para poder ‘ver’ cuáles necesitan reforzarse.

En nuestra vida, tenemos cuatro elementos vitales: nuestra relación con nosotros mismos, nuestras relaciones personales (familia y pareja), nuestro trabajo y nuestro tiempo de ocio. En nuestro proceso de rehabilitación vamos recuperando estos espacios, antes abandonados. 

¿Cómo están estos aspectos de nuestra vida? ¿Cómo mejorarlos? ¿Qué estrategias seguir? 

La imagen que obtenga será una buena guía de que áreas de mi vida, necesito reforzar. 

Dudas

En el día de hoy, en la terapia grupal de Mas Ferriol, vamos a explorar las dudas que quizás permanezcan ocultas en nuestro interior. Ante la posibilidad de una vida sin la compañía de las drogas, ¿cómo te sientes?

¿Cuántos años te acompañó tu adicción? El vacío que intentaste llenar con tu consumo sigue allí.

Quizás en tu proceso de desintoxicación, de rehabilitación y abstinencia, ahora seas más consciente de ese vacío. Es ahora sin el filtro de las drogas, cuando ese espacio se hace más evidente. 

Pagamos un precio muy caro, cada nuevo consumo nos hunde más, nos hace sentir peor con nosotros mismos. Llega un momento en la vida, en el que uno ya no puede más. 

Sé realista

En la terapia grupal de hoy, en Mas Ferriol vamos a reflexionar sobre dos puntos de vista de experimentar la vida. Los dos son un extremo, nos referimos a: el optimista y el pesimista ciego. Estos dos tipos no ven la realidad, no valoran la totalidad de lo que hay en su vida. Observan el mundo a través de un filtro.

¿Cómo parar? ¿Qué herramientas disponemos? 

¿Cómo gestionar momentos de crisis vital, falta de trabajo, de pareja, sentimientos de soledad? ¿Cuándo aparezcan ideas de un nuevo consumo? ¿Cuándo me desequilibre?

 

Dejando atrás la adicción

Todo gran viaje empieza con un primer paso.

Hay que decidirse.

Cuando partas para iniciar el viaje a Ítaca

has de rogar que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de conocimientos.

Has de rogar que el camino sea largo,

que sean muchas las madrugadas

en que entrarás en puertos que tus ojos ignoraban

e irás a ciudades para aprender de los que saben.

Ten siempre en el corazón la idea de Ítaca.

Debes llegar, es tu destino,

pero nunca fuerces la travesía.

Es preferible que dure muchos años,

que seas viejo cuando fondees en la isla,

rico de cuanto habrás ganado recorriendo el camino,

sin esperar que te de más riquezas.

Ítaca te ha dado un buen viaje,

Sin ella jamás lo habrías iniciado.

Y si al llegar la encuentras pobre, no es que Ítaca

te haya engañado. Sabio como sin duda serás entonces,

sabrás lo que realmente significan las Ítacas.

Poema de Kavafis

 

Relaciones y adicción

Las drogas no dejan espacio para relacionarnos. En primer lugar esa carencia es con uno mismo y después, se afecta nuestro círculo más íntimo. Familiares y amigos van percibiendo que algo raro nos sucede. Estamos más suspicaces, nos enfadamos más fácilmente, nos distanciamos, dejamos de disfrutar…Las drogas no dejan espacio para relacionarnos. En primer lugar esa carencia es con uno mismo y después, se afecta nuestro círculo más íntimo. Familiares y amigos van percibiendo que algo raro nos sucede. Estamos más suspicaces, nos enfadamos más fácilmente, nos distanciamos, dejamos de disfrutar…

La huida

¿Qué sucede cuando huyo?

¿Qué sucede cuándo estoy

desconectado de mis pensamientos y emociones?

¿Qué sucede cuando sigo el movimiento por inercia?

¿Puedo escapar de mi mismo?

Creatividad y relaciones

Observa este paisaje: como se integran los colores con los elementos: nubes, ramas, colores y formas. Imagina como estos elementos van cambiando con el paso del tiempo, la luz, las nubes, el viento... Un día nunca es igual a otro, en él encontramos nuevos matices y colores. ¿Cómo integrar nuevas formas de relacionarme conmigo mismo y con los demás? ¿Cuál es mi manera de contactar con las personas de mi entorno? ¿Demuestro mis emociones y sentimientos? ¿Me comunico? ¿Confronto? ¿Huyo? ¿Me aislo?

¿Quizás he utilizado esta misma forma de comunicación también con mi adicción?

El duelo

Dar las gracias quiere decir

Tomar lo que me es dado,

sujetarlo cuidadosamente con las manos,

llevarlo a mis adentros, a mi corazón,

hasta que yo sienta interiormente

que es una parte mía.

Dar gracias también quiere decir

transformar lo que me ha sido regalado

y se ha convertido en parte mía,

En una acción que deje también a otros ganar

en lo que a mi me ha enriquecido.

Sólo entonces lo que me ha sido regalado

Alcanza su perfección.

Bert Hellinger