Es posible que en algún momento de tu vida te encuentres ante un período de estancamiento, de bloqueo emocional, de sufrimiento, de tristeza, de malestar, quizá de dificultad para adaptarte a los cambios o bien, dificultad en producir estos cambios... eso, puede desencadenar una crisis personal.

Este tipo de crisis puede dar lugar a un trastorno emocional que puede estar afectando a tu relación de pareja, tu trabajo, tu relación con la familia, es decir, influyendo de manera global y negativa en tu día a día.

 

 

Desde el centro Mas Ferriol, te proponemos una intervención integral con las siguientes características:

 

Intensiva: tiempo corto de tratamiento residencial, con terapias individuales cada día, terapias grupales dos veces por semana, intervención familiar y de pareja si se considera necesario. 

Privada: sólo 6 plazas que proporcionan un tratamiento personalizado, protegido de presiones externas y con atención especializada. 

Profesional: a cargo de un equipo de profesionales formados y reconocidos en medicina, psiquiatría, psicología y educación social.

Multidisciplinar: Diferentes perspectivas profesionales y puntos de vista, dirigidos a trabajar sobre el mismo caso para enriquecer y completar la intervención hacia el éxito terapéutico.

Enfoque Biopsicosocial: Trabajamos a la vez la problemática física, la psicológica y la social.

Entorno privilegiado: centro situado en medio de la naturaleza, ideal para relajarse y desconectar.

 

Por último, proponemos una serie de objetivos prácticos para hacer de tu estancia una solución eficaz a tus necesidades;

Identificar el problema que genera el malestar.

Poner distancia con el entorno habitual que muchas veces recibe las consecuencias del problema de la persona, se generan dinámicas negativas y pueden llegar a situaciones irreversibles sino se actúa a tiempo.

Diagnosticar si hay patologías asociadas que hay que tratar a la vez.

Diseñar el plan terapéutico individual con estrategias prácticas.

Empezar la aplicación de las estrategias hacia el cambio, dentro del propio centro de manera que se compruebe su eficacia y sólo se tenga que continuar con su aplicación, en el exterior.