¿Quieres saber qué es el alcohol y cómo afecta a tu cuerpo? ¿Te interesa informarte sobre nuestro tratamiento para dejar el alcohol? Te explicamos todos los detalles:

Para dejar el alcohol, antes debemos entender qué efectos tiene en nuestro cuerpo

El alcohol es una sustancia depresora, es decir, ralentiza progresivamente las funciones cerebrales y sensoriales, aunque en un inicio es excitante y produce euforia y desinhibición conductual.

Cuando hablamos de alcoholismo o dependencia alcohólica, nos referimos al consumo excesivo de alcohol, nocivo para la salud física y mental. Hay tres formas comunes:

(1) consumo continuado de gran cantidad de alcohol

(2) consumo excesivo sólo los fines de semana o cuando es menos probable que altere el funcionamiento laboral, y

(3) borracheras (que duran de días a semanas) intercaladas con períodos prolongados de sobriedad.

Kaplan i Sadock, Psiquiatria Clínica, 2a edición, Ed. Waverly Hispànica

Así es nuestro tratamiento para dejar el alcohol 

Muchos alcohólicos quieren saber cómo dejar el alcohol, qué pasos van a tener que seguir para abandonar su adicción. En Mas Ferriol, el tratamiento que realizamos para dejar el alcohol consta de 3 fases que caracterizan nuestros tratamientos de adicción a una sustancia.

Fase 1- Desintoxicación (0-2 semanas)

El objetivo principal de esta fase es conseguir la desintoxicación física del alcohol. A menudo se debe acompañar de un tratamiento psicofarmacológico, para contrarrestar el malestar físico que puede aparecer debido a la abstinencia (temblores, ansiedad, etc.), para ayudar a estabilizar las fases de sueño-vigilia, o para hacer una desintoxicación progresiva para evitar el síndrome de abstinencia al alcohol.

La medicación en los tratamientos para el alcoholismo no siempre es necesaria. Depende de cada caso y situación particular. Durante la fase de desintoxicación hay un seguimiento médico continuo, con profesionales expertos en la desintoxicación física al alcohol.

FASE 2 – Deshabituación (2-8 semanas) 

Desde el inicio del tratamiento para el alcoholismo, se comienza a trabajar con terapia psicológica, tanto en sesiones individuales como de grupo. No obstante, las primeras dos semanas sirven para establecer un vínculo terapéutico, conocer la historia de vida de la persona y trabajar el reconocimiento del problema, mientras se va consiguiendo la desintoxicación física y la persona cada vez se va encontrando mejor.

Es a partir de la segunda semana, aproximadamente, que se puede comenzar a trabajar la deshabituación al alcohol. La persona ya no tiene una necesidad física de consumo aunque sigue teniendo deseos de beber alcohol.

Se trabaja la adicción al alcohol en sí, los aspectos emocionales relacionados, qué es lo que ha inducido a la persona a desarrollar una relación de dependencia al alcohol, el craving y la prevención de recaídas. A la vez, se evalúa si hay patología mental asociada.

Se trata de acompañar a la persona para que entienda qué es lo que le ha llevado a desarrollar una adicción al alcohol y los mecanismos que interfieren. También darle herramientas para favorecer el mantenimiento de la abstinencia y gestionar las situaciones en las que ésta esté en peligro.

Una de las características de los tratamientos para dejar el alcohol de Mas Ferriol es que son de una duración corta. Entendemos la adicción como expresión y síntoma de conflictos personales, y creemos importante que la persona retoma su día a día lo antes posible una vez se ha conseguido la abstinencia y se ha trabajado la deshabituación al alcohol.

Por ello, la persona ingresada puede mantener el contacto con aquellas personas importantes de su entorno y trabajar las relaciones familiares y de pareja, que suelen estar dañadas. Se realiza un acompañamiento a la familia y la pareja. Antes de finalizar el tratamiento residencial, la persona debe haber hecho una salida a casa como mínimo.

 Fase 3 – Mantenimiento (6 meses siguientes) 

Una vez se acaba el tratamiento residencial en Mas Ferriol, el tratamiento para el alcoholismo sigue con la fase de mantenimiento. Es importante hacer un seguimiento ambulatorio periódico para consolidar los cambios conseguidos y reforzar aquellos aspectos que sean necesarios. En algunos casos, se recomienda tomar medicación específica como mecanismo de protección.

Este seguimiento se puede hacer de las siguientes maneras:

  • Visitas ambulatorias de seguimiento en el centro Mas Ferriol
  • Visitas ambulatorias de seguimiento en la consulta de Mas Ferriol en Barcelona
  • Visitas ambulatorias de seguimiento con el profesional especializado (psicólogo o psiquiatra) que hace la derivación a Mas Ferriol para hacer el tratamiento residencial
  • Visitas ambulatorias de seguimiento online con profesionales de Mas Ferriol, en aquellos casos que la distancia física no permita hacer un seguimiento presencial y la persona quiere hacer el seguimiento con los profesionales de Mas Ferriol
  • Visitas ambulatorias de seguimiento con un profesional especializado (psicólogo o psiquiatra) de la zona de residencia del paciente en aquellos casos que la distancia física no permite hacer un seguimiento presencial.