Metodología de Mas Ferriol

 

Nuestro programa de tratamiento está diseñado para reconducir situaciones agudas de crisis personal derivadas de motivos diversos, como separaciones de pareja, estrés, depresiones, dependencia de sustancias ... mediante la psicoterapia individual y de grupo, combinada con actividades de tiempo libre, deportivas y de contacto con la naturaleza.

Nuestro paciente es una persona que reconoce su problemática y que, por lo tanto, ingresa voluntariamente en el centro.

 
 
 

TRATAMIENTO RESIDENCIAL

Cuando es indicado hacer un tratamiento residencial?

En el momento en que se opta por hacer un tratamiento residencial es porque la persona está poniendo en riesgo cosas que para él son importantes. Los casos en que se plantea un tratamiento residencial son:

A) Aquellos casos en que el paciente ha llegado a una situación de deterioro físico y psicológico grave. Los síntomas más frecuentes que indican este estado son:

- La vida personal del paciente se ve afectada en diversas áreas:

- Laboral

- Relaciones familiares

- Pareja

- Relaciones sociales

- Económico

- Estado de ánimo alterado (agresividad, euforia, abatimiento, etc.)

- Insatisfacción con la vida

- Sensación de no poder parar el consumo de sustancias

A menudo, cuando el paciente llega a Mas Ferriol es porque él mismo siente que su salud peligra.

B) Aquellos casos en que el paciente está siguiendo un tratamiento ambulatorio con su psicólogo y / o psiquiatra de referencia, y los resultados, después de un tiempo de tratamiento, no consolidan la abstinencia.

En estos casos es necesario hacer un ingreso para parar la situación de consumo y poner distancia física con su entorno habitual. Una vez finalizado el tratamiento residencial, la persona continúa con su terapeuta de referencia para hacer el seguimiento ambulatorio.

Quien hace la demanda de ingreso?

La demanda la puede hacer o bien el propio paciente, la familia, o por consejo del terapeuta de referencia. Independientemente de quien haga la demanda, es importante que el paciente esté de acuerdo con la decisión a tomar y esté dispuesto a cambiar la situación de consumo.

¿Cómo lo hacemos?

Terapia individual, médica o psicológica, de frecuencia diaria.​

Es importante que la persona ingrese voluntariamente en el centro ya que esto presupone un mínimo de conciencia del problema, lo que agiliza las intervenciones y la participación activa en el programa.

Se trata de una persona mayor de edad, habitualmente con una trayectoria social normalizada hasta el momento de sufrir la situación crítica y que ha intentado emprender tratamientos ambulatorios con resultados insatisfactorios, lo que hace recomendable un ingreso.

Durante la estancia, el paciente cuenta con un seguimiento médico y psicológico individualizado mediante terapias individuales diarias con profesionales con más de veinte años de experiencia en el campo de las adicciones. La alta frecuencia de intervenciones profesionales permite un trabajo más intensivo que hace posible acortar el tiempo de ingreso hasta 6-8 semanas.

Se trabaja caso a caso, entendiendo que las personas somos diferentes y que cada uno necesita intervenciones diferentes. En la terapia se trata tanto la adicción en sí misma, como qué hay detrás de la adicción. Mediante diferentes tipos de intervenciones y estrategias intentamos, junto con el paciente, descubrir qué es lo que está interfiriendo en su vida y cómo afrontarlo correctamente. Algunos de los objetivos son: cambiar los hábitos nocivos, recuperar las relaciones familiares y sociales, aprender a identificar y gestionar correctamente las emociones, introducir estrategias de afrontamiento y cambio, etc.

Talleres y actividades deportivas en un entorno natural privilegiado.​

Además de la terapia, reservamos diariamente un tiempo para actividades personales de formación y ocio (lectura, música, deportes, etc.) según un plan propuesto por el propio paciente. También se llevan a cabo actividades colectivas optativas: jardinería, mantenimiento del huerto ecológico, taller de cocina, etc. y un taller que combina fotografía y terapia. El objetivo que intentamos consolidar con esta dinámica es que la persona aprenda a planificar y gestionar correctamente su tiempo.

Terapia familiar y de pareja.​

La manera de intervenir pretende ser respetuosa con el paciente y proporcionar un espacio de reflexión que le proteja de su compulsión, a él y a su entorno. Esto permite no estropear más la situación y posibilita, en muchos casos, preservar relaciones personales, profesionales y familiares que, de otro modo, se perderían irremisiblemente.

Es recomendable, siempre y cuando el paciente esté de acuerdo, hacer participar a la familia y / o pareja dentro del proceso del tratamiento.

TRATAMIENTO AMBULATORIO

¿Cuándo es indicado hacer un tratamiento ambulatorio? 

Hay dos situaciones en las que el tratamiento ambulatorio es el indicado:

A) Aquellos casos en que la demanda no está relacionada con adicciones o el ingreso no se considera pertinente:

- Tratamiento psicológico no relacionado con adicciones (ansiedad, depresión, duelo, separaciones conflictivas, etc.).

- Orientar y / o reforzar psicológicamente a los familiares y / o pareja de un paciente.

- Pacientes con problemas con las drogas que nunca han hecho un tratamiento y que se considera que pueden obtener resultados satisfactorios de un tratamiento ambulatorio.

- Pacientes jóvenes en que se considera que el tratamiento residencial puede tener más repercusiones que beneficios por estar aislados de su entorno familiar y social.

B) Seguimiento ambulatorio una vez finalizado el tratamiento residencial. Este seguimiento es muy importante para poder ir reforzando y matizando aquellas dificultades que le vayan surgiendo al paciente en el día a día, así como para mantener la abstinencia.

¿Quién hace el seguimiento ambulatorio?

- El equipo de Mas Ferriol, siempre que sea posible.

- El psicólogo y / o psiquiatra de referencia. En los casos en que el paciente llega a Mas Ferriol derivado de algún otro profesional, es éste el que hará el seguimiento.

- Otro profesional. En aquellos casos en que el paciente vive lejos de Mas Ferriol y la distancia física dificulta hacer el seguimiento con el equipo del centro, el paciente es derivado a un profesional especializado en adicciones próximo a su localidad.